La Telecabina Transporte

Miércoles, 8 Octubre   

Una telecabina es un remonte análogo a una telesilla desembragable pero donde lo que cuelga del cable no son simples sillas a la intemperie sino cabinas cerradas.

Tanto al inicio como al final de su recorrido, las telecabinas circulan guiadas por unos carriles a baja velocidad, permitiendo a los esquiadores entrar o salir de ella con las correspondientes aperturas y cerrados de puertas automatizados. En la zona intermedia circulan enganchadas al cable a una velocidad mayor.

Su capacidad puede variar mucho, entre las 4 y las 16 personas por cabina. Además, sus ocupantes pueden ir tanto de pie como sentados, y con los esquís o tablas de snowboard dentro o fuera de la cabina. En general las cabinas pequeñas (4, 6 u 8 plazas) tienen unos porta-esquís en la parte exterior de sus puertas y los esquiadores depositan sus esquís antes de entrar en la cabina dentro de la cual suele haber dos filas de asientos perpendiculares al sentido de avance. Por el contrario, las cabinas más grandes suelen ser más altas, por lo que los usuarios van de pie con los esquís dentro de la propia cabina.

Especialmente en recorridos largos, las telecabinas suelen ser más apreciadas por los esquiadores que el resto de remontes ya les permite ir cerrados y por tanto protegidos de las inclemencias del tiempo.


Tags: ,